domingo, 17 de enero de 2010

CONFIGURAR UNA RED DOMÉSTICA MIXTA, WIFI Y ETHERNET.

Kings, me tienes hartito, por eso te voy a explicar como debes configurar la red de tu casa, ya hablaremos del mapa ese que tenemos a medias.

Supongamos que tenemos la típica red en nuestra casa, con un router wi-fi, y dos ordenadores, uno en un PC conectado con su cablecito de red desde nuestra tarjeta de red hasta una de las bocas del router, y en otra sala tenemos el portátil que nos han regalado estos reyes con su conexión wi-fi activada y queremos compartir la impresora y los discos duros para pasarnos las películas desde el PC, que es donde tenemos el programita P2P para descargar, hasta el portátil. ¿ Que como se hace?, pues toma nota Sultán.

Sabemos, porque sí, porque esto es así, que el router por defecto usa una configuración que en el 90% de los casos coincide con esta:

Dirección IP: 192.168.1.1
Máscara de subred: 255.255.255.0
Servidor DHCP: Activado con posibilidad de asignar hasta 32 IP's de manera automática, empezando por la 192.168.1.33

Lo que vamos a hacer, es configurar nuestra tarjeta de red para que pueda acceder sin problemas al router para ello Vamos a asignar al adaptador de red de nuestros ordenadores una IP fija con el mismo rango que la que está usando el router.

Pinchamos con el botón derecho del ratón sobre el icono Mis sitios de red y elegimos la opción Propiedades.



En la ventana que aparece seleccionamos el adaptador de red y de nuevo pulsando con el botón auxiliar del ratón elegimos de nuevo Propiedades.



Aparecerá otra ventana en la que elegiremos Protocolo TCP/IP y pinchamos ahora sobre el botón Propiedades.



Por defecto aparecerá una ventana como la de la figura, en la que la propia configuración del adaptador queda a la espera de que el router o cualquier servicio DHCP pueda asignarle una dirección IP de manera dinámica.



Seleccionamos la opción con la leyenda Usar la siguiente dirección IP y se habilitarán los campos para introducir las direcciones IP. Rellenamos los valores que están señalado en verde como vemos:



Tal y como se observa en la imagen anterior, se introduce en primer lugar la dirección IP que queremos que tenga nuestra máquina (192.168.1.33), en segundo lugar la Máscara de subred (255.255.255.0) y por último la Puerta de enlace predeterminada, que corresponde a la dirección IP del router (192.168.1.1).

Falta por explicar que hay que seleccionar la opción con la leyenda Usar las siguientes direcciones de servidor DNS e introducir ahí las direcciones IP de los DNS que nos haya proporcionado nuestro proveedor de conexión. Por ejemplo para telefónica son: 80.58.61.250 y 80.58.61.254.

Seguidamente vamos a configurar el router, por defecto también suele venir así, pero de todas formas le damos un repaso a las distintas opciones. La opción que nos va a ser más cómoda para ampliar posteriormente nuestra red es la de Multipuesto con IP fija.

Para entrar en el configurador basta con teclear en la barra de direcciones de nuestro navagador la dirección IP del router. Debemos tener en cuenta que la dirección será 192.168.1.1 si el router es nuevo o si no se ha modificado esta dirección en una configuración anterior. Si hemos modificado la dirección IP, habrá que teclear la que corresponda.

Tecleamos la dirección IP del router en la barra de direcciones de navegador.



Aparecerá una ventana donde nos solicitará el Password de acceso al programa configurador, si el programa configurador dispone de Asistente (Wizard en inglés) para la configuración, es mejor usarlo. En caso de no disponer de este asistente debemos localizar los siguientes apartados:

- Apartado WAN:
Nos va a permitir configurar lo parámetros de nuestra conexión ADSL, aquí es donde le indicamos al router, si no nos viene ya por defecto, el usuario y password de acceso que nuestro proveedor nos ha proporcionado. También permite configurar la dirección IP de nuestro router de cara al exterior en caso de que esta sea fija o indicarle al router que la solicite al proveedor, en caso de ser dinámica.

- Apartado LAN:
Nos va a permitir configurar los parámetros necesarios para hacer funcionar nuestra red, se puede activar o desactivar el servidor DHCP, y se le indica la dirección IP que tendrá el router en la red local, en caso de usar el DHCP nos permite establecer la IP a partir de la que se van a generar las IP´s dinámicas y el número de IP que se pueden asignar. En algunos modelos de router existe el concepto de  Static DHCP, que permite asignar una dirección IP a una MAC de tal manera que siempre que el router recibe una solicitud de IP para esa MAC le asigna la misma IP, sería equivalente a definir la IP fija en la configuración del adaptador de red del ordenador en cuestión

- Apartado WLAN o WirelessLAN:
Nos permitirá configurar la red inalámbrica, activar/desactivar la red, asignarle un nombre, definir el tipo de encriptación y las claves de acceso a la red inalámbrica. También es posible realizar que sólo las direcciones MAC incluidas en una tabla podrán acceder a la red inalámbrica independientemente de que esté o no protegida con contraseña (buen método de seguridad). Antes de seguir, y para poder realizar las pruebas oportunas, si tenemos equipos con capacidad de conexión inalámbrica, habilitamos la red y le damos un nombre Red Wifi por ejemplo. Eso nos permitirá más adelante comprobar las conexiones de los equipos con adaptador inalámbrico. Este configuración inicial no está detallada ya que simplemente nos ayudará a configurar las conexiones inalámbrica y ver que la red es detectada, dependiendo del modelo y fabricante del router se podrá después habilitar un sistema adicional de seguridad.

- Apartado SYSTEM:
Nos permite la configuración de aspectos propios del router, como los informes de estado, cambio de la password de acceso, etc.

- Apartado SUA/NAT:
Nos permite realizar ajustes de configuración más específicos como puede ser la apertura de puertos.

Todos estos apartados podrán variar dependiendo de la marca y modelo del router, aunque es fácil de identificar en cada uno de ellos.

Para esta primera fase, simplemente nos tenemos que centrar en verificar que los datos de la conexión proporcionados por el proveedor estén correctamente introducidos, y que se hayan configurado correctamente las IP de los servidores DNS en el adaptador de red del Ordenador o en el apartado correspondiente del router y para comprobarlo, con el ordenador conectado al router, abrimos una sesión del navegador y ponemos una url o dirección de internet en la barra de direcciones, la respuesta tiene que ser visualizar la página que hemos introducido.

Ahora, si queremos conectar un segundo ordenador habría que repetir el proceso seguido con el primer equipo, aunque en este caso debemos asignarle otra dirección IP diferente a la del primero, manteniendo el resto de los datos iguales, es decir, se mantiene la misma dirección IP para la puerta de enlace predeterminada y las direcciones IP de los servidores DNS variando la IP asignada al equipo en cuestión. En la imagen de más abajo vemos como se le ha asignado una nueva dirección IP 192.168.1.35.



Ahora que la red dispone de más equipos, debemos tener en cuenta el concepto de Grupo de Trabajo. Normalmente en las redes domésticas es útil definir un grupo de trabajo al que pertenecerán los equipos de nuestra red. Además debemos asignar un nombre a nuestro equipo, aunque esa tarea estará realizada ya que en el proceso de instalación del sistema operativo nos solicita este dato.

Para ver el Grupo de Trabajo podemos pinchar con el botón derecho del ratón en el icono MiPC que hay en el escritorio y seleccionar Propiedades con lo que aparecerá una ventana como la de la figura.



Debemos asegurarnos de que todos los equipos de nuestra red pertenecen al mismo grupo de trabajo, y que la configuración del protocolo TCP/IP que vimos en el punto anterior solo varíe el último numero de la dirección IP asignada a cada equipo.

En el caso de Windows XP, es útil definir un mismo usuario en todas las máquinas, que facilita enormemente el problema de permisos y accesos entre unas máquinas y otras.

Además, en las propiedades de nuestro adaptador de red debemos tener instaladas al menos las opciones que aparecen en la figura que vemos a continuación, Cliente para redes Microsoft, Compartir impresoras y archivos para redes Microsoft y el Protocolo Internet TCP/IP.



Si queremos compartir carpetas basta con entrar en el explorador de archivos de Windows y localizar la carpeta que vamos a compartir. Pinchamos sobre ella con el botón derecho del ratón y en el menú que aparece seleccionamos la opción Compartir y Seguridad.



Una vez seleccionado nos aparecerá otra ventana en la que debemos pinchar para habilitar la compartición de carpeta.



Una vez seleccionado compartir, vemos que la visión de la ventana cambia, incluso podemos indicar el número de usuarios que podrán acceder de manera simultanea a dicha carpeta y establecer permisos sobre dicha carpeta pulsando el botón Permisos.



Al pulsar sobre el botón para definir los permisos, se abre una nueva ventana como la que vemos ahora:



El propio sistema permite dar de alta los usuarios que tendrán acceso a esta carpeta compartida y establecer el nivel de acceso a dicha carpeta. Así podremos permitir o denegar los accesos a esta carpeta y establecer el tipo de acciones a realizar sobre ella, sólo lectura, cambios o acceso total.

Es muy importante que no se compartan unidades completas y con acceso total, si fuera necesario hacerlo así, es mejor establecer una contraseña para evitar los accesos no deseados.

Todos estos pasos anteriores valen para cualquier red conectada con un latiguillo o cable Ethernet, para los equipos con conexión wi-fi es prácticamente igual, veamos como:

Lo primero es configurar el adaptador de red inalámbrica. Para la configuración se sigue el mismo criterio que para cualquier adaptador de red ethernet, pinchamos con el botón derecho del ratón sobre el icono Mis sitios de red y elegimos la opción Propiedades. En la ventana que aparece seleccionamos el adaptador de red inalámbrica y de nuevo pulsando con el botón derecho del ratón elegimos Propiedades.



Esto hace que se despliegue la pantalla siguiente:



en la que elegiremos Protocolo Internet TCP/IP para pulsar el botón de propiedades y accederemos a configurar los datos necesarios



para repetir el proceso seguido con los otros ordenadores anteriormente asignamos otra dirección IP diferente a las existentes, manteniendo el resto de los datos iguales, es decir, se mantiene la misma dirección IP para la puerta de enlace predeterminada y las direcciones IP de los servidores DNS variando la IP asignada al equipo en cuestión. En la imagen de más abajo vemos como se le ha asignado una nueva dirección IP 192.168.1.36.

Una vez asignada la IP y configurados todos los parámetros de la red trataremos de comprobar si nos deja realmente acceder a la red. Pinchamos en Inicio, Configuración, Panel de Control ...



y buscamos el icono de configuración de las redes inalámbricas que tenemos en la figura de





Pinchando en él, elegimos la opción de Ver redes Inalámbricas disponibles, y entre otras, debe aparecer al menos la nuestra, si no sabemos como se llama, en la parte de abajo del router viene el SSID que es el nonbre de nuestra red.







Seleccionamos la red y pinchamos el botón Conectar. Si tenemos habilitada la seguridad nos debe solicitar la contraseña de acceso a la red y una vez introducida, nos permitirá acceder a nuestra red inalámbrica.






















Si ha ido todo bien, abriendo el navegador y tecleando una dirección de internet nos debe dejar navegar por Internet.
 
Bien, suponiendo que ya tenemos la red configurada vamos a usar los recursos del resto de equipos, que es por lo que estamos liando la que estamos liando. En este caso vamos a compartir una impresora:

Inicio, Configuración, Impresoras y faxes:



En ese momento aparece una ventana en la que podemos acceder a las opciones de configuración de la impresora y a las impresoras que tenemos conectadas:



Pinchamos con el botón derecho del ratón sobre la impresora que queremos compartir y en el menú que aparece, seleccionamos Compartir…. y en la pantalla seleccionamos la opción de compartir



y vemos en la siguiente imagen, como la impresora aparece marcada como compartida, con la mano:.



Ya tenemos la impresora compartida en uno de los ordenadores, ahora hay que configurar el uso desde otro equipo de esa impresora. Hay dos formas de hacerlo, la primera es siguiendo la operativa habitual de Añadir impresora desde el equipo que la va a usar. Pulsamos Inicio, Configuración, Impresoras y faxes



y en la pantalla que aparece, seleccionamos Añadir impresora.



Haciendo doble click se inicia el asistente para añadir la impresora:



Después de hacer click en Siguiente aparece otra pantalla y en la que debemos seleccionar Una impresora de red.



Después de pulsar Siguiente, aparece otra ventana:



Seleccionamos Buscar impresora y pulsamos de nuevo en Siguiente.



Vemos que el propio equipo ha sido capaz de encontrar la impresora. La seleccionamos, y pulsamos Siguiente.



La ponemos como predeterminada, si procede, y seguimos adelante.



Con esto, la impresora estará lista para usarse.

El segundo método para usar la impresora es con el explorador de Windows. Si conocemos el equipo que tiene conectada la impresora, lo localizamos y pinchando con el botón derecho del ratón sobre la impresora se selecciona Conectar en el menú que aparece tal y como se ve en la imagen:



Para compartir una carpeta es exactamente igual, pero en vez de una impresora lo que buscaremos será la carpeta del otro equipo que hemos compartido.

Todo esto es para Windows XP, para WINDOWS 7 hay que tener en cuenta estos pasos:

  1. En el icono de Equipo haz click con el botón derecho y entr a Propiedades.
  2. En la ventana de Propiedades del sistema ve a la pestaña Nombre de equipo.
  3. Ahí vas a poner el nombre del equipo en la red local y el grupo de trabajo, si cambias esta debes de reiniciar el sistema después de haberlo hecho.
  4. Ahora después de esto te conectas a Internet y Windows te va a preguntar si estás en una Red Doméstica, Red de Trabajo o en una Red Pública, si eliges Red Pública tal vez tengas problemas porque Windows 7 es muy especial con la seguridad.
  5. Una vez configurado tu red como doméstica o de trabajo puedes comenzar a compartir tus imágenes, música, videos, documentos e impresoras.


Si despues de esto me decís que no podeís compartir recursos en vuestra red, dimito.

Saludos a todos, especialmente al amigo KINGS.

Fuente y más información en:  Microsoft, Configurar equipos (autor: Godmol,) y bandaancha. http://www.configurarequipos.com/doc356.html